Deporte Yoga

EL CORAZÓN TAMBIÉN HACE DEPORTE: PRACTICA EJERCICIO SIN PONER EN RIESGO LA SALUD

El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid ha puesto en marcha recientemente una Unidad de Cardiología Deportiva dirigida a personas sanas que practican deporte con frecuencia o quieren empezar a hacerlo. Ahora, los deportistas amaeturs podrán conocer su capacidad cardiovascular y superarla sin poner en riesgo la salud.

Practicar deporte es muy recomendable para llevar una vida saludable. Los efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular son incuestionables y, por ello, hacer ejercicio de forma habitual es casi imprescindible para cuidar nuestra salud. Sin embargo, hay afecciones y síntomas que pueden poner en riesgo la salud si hacemos mucho deporte. Detectarlas y tratarlas puede suponer una diferencia vital para quien las sufre. Por esta razón, la Fundación Jiménez Díaz cuenta con una nueva Unidad de Cardiología Deportiva dirigida a personas sanas que hagan, o quieran empezar a hacer, deporte.

Gracias a esta nueva unidad, los profesionales sanitarios pueden no sólo establecer el “riesgo de un deportista de presentar un evento fatal sino, en muchos casos, diagnosticar algunas de las patologías cardiacas que, en el contexto de un deporte de alta intensidad, conllevan un riesgo vital”. De esta forma, los expertos pueden dar “una serie de recomendaciones orientadas a aumentar el grado de seguridad y confianza del deportista durante la práctica del ejercicio intensivo para evitar un impacto nocivo sobre el corazón“, explica el Dr. Miguel Orejas, especialista en Cardiología de la Fundación Jiménez Díaz y miembro de su nueva Unidad de Cardiología Deportiva.

Riesgo de muerte súbita

“Hoy en día, por los hábitos de vida cardiosaludables más asentados en nuestra sociedad, cada vez se practica más deporte y a edades más avanzadas, lo que genera entre quienes lo hacen la demanda y necesidad de estar seguros de poder realizarlo sin riesgo para su salud“, explica el Dr. Orejas.

Pruebas y recomendaciones en 24 horas

La nueva unidad del hospital madrileño realiza un reconocimiento cardiológico y despistaje de enfermedad cardiovascular previo a la realización de una actividad deportiva. El objetivo es descartar cualquier anomalía cardiológica no conocida, identificada o detectada hasta el momento, que recomiende la no realización de dicha práctica y, en el caso de detectarse, remitir al paciente a una consulta de Cardiología general que permita ahondar y dar continuidad a su abordaje.

El procedimiento consiste en varias pruebas, un informe y diferentes recomendaciones que se transmiten en un solo día. El primer paso es la realización de una entrevista clínica detallada al paciente, incluyendo una exploración física exhaustiva, anamnesis con antecedentes personales y familiares y toma de constantes, a la que se añade una analítica de las semanas previas, que el deportista puede aportar o realizarse en el mismo hospital dos días antes de la cita en la unidad.

Posteriormente, se realiza un electrocardiograma “que debe ser interpretado por un cardiólogo especializado, ya que la detección de los matices que pueden dar riesgo en esta prueba requiere una amplia experiencia clínica“, insiste por su parte el Dr. Álvaro Aceña, quien también forma parte de la Unidad de Cardiología Deportiva del hospital madrileño.

Equipo multidisciplinar

De la misma manera, apunta el cardiólogo, también el análisis del ecocardiograma que se realiza al paciente, destinado a confirmar el correcto funcionamiento del corazón y sus válvulas, debe ser llevado a cabo por un equipo multidisciplinar, “dado que hay zonas llamadas grises que pueden corresponder tanto a enfermedad cardiaca como a las adaptaciones que tiene un deportista en su corazón“.

El reconocimiento finaliza con una ergometría o prueba de esfuerzo con la que se terminará de confirmar la capacidad cardiovascular del deportista y, tras la cual, volverá a la consulta del cardiólogo. Este interpretará los resultados de todas las pruebas y dará al paciente un informe y las recomendaciones oportunas, remitiéndole la consulta de Cardiología correspondiente si durante el procedimiento se ha identificado alguna patología.

“Realizamos todas las pruebas cardiológicas del reconocimiento en el mismo día, de forma que el paciente, una vez terminada la valoración, se puede llevar ya un informe completo con el resultado de todas sus pruebas, el consejo médico y la seguridad de que va a poder hacer deporte con unas ciertas garantías o, si se ha detectado alguna anomalía o problema cardiaco, derivaremos al paciente a las unidades correspondientes para investigar en profundidad dicho problema”, apostilla el Dr. Orejas.

Fuente: www.okdiario.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *